No Script image

Por: Laura Martínez Quijanoo 

“¡Este equipo no tiene lo que necesitamos! ¡Compras compró el más barato!” 

Clásica queja de quien hizo la solicitud de compra, cuando lo comprado no se ajusta a lo deseado.

¿Es Compras “el malo de la película”?

No necesariamente… En mi experiencia, lo que suele ocurrir son dos cosas:

  1. Quienes hacen una solicitud de compra no siempre detallan con claridad qué debe incluir lo quieren comprar -teniendo en cuenta la gran oferta que existe
  2. Quienes reciben la solicitud de compra no siempre participan al solicitante al momento de decidir qué compra será la mejor

En cualquier organización, el criterio que prima es siempre lograr el costo más bajo, lógicamente. O mejor dicho, el costo más bajo durante toda la vida útil de lo que se está comprando, que no es lo mismo.

Veamos un ejemplo de la vida diaria:

Compras recibe el siguiente pedido: “Comprar una heladera de 350 l con freezer”.

Compras hace una búsqueda y encuentra que hay dos tipos de heladeras que cumplen con estos criterios mínimos (solo a los efectos de este ejemplo, ya que hay mil y una opciones más):

  1. Heladera etiqueta C, 350 l, con freezer: 50.000
  2. Heladera etiqueta A++, 350 l, con freezer: 80.000

A primera vista, la heladera etiqueta C tiene un costo mucho menor. Sin embargo, si vamos un poco más allá y consideramos los costos que tendremos que afrontar durante la vida útil de esta heladera, veremos que la heladera etiqueta A++ consume menos energía eléctrica para la misma función.

Veamos entonces cómo quedaría el cálculo un poco más completo:

HeladeraCosto inicialCosto durante su vida (energía eléctrica y mantenimiento)Costo total
C50.00050.000100.000
A++70.00020.00090.000
¿Qué opinas de este artículo?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más novedades